Soluciones

Estudios de toxicología y bioinformática

El desarrollo y uso de aditivos tecnológicos requiere una correcta evaluación de su potencial efecto tóxico sobre la salud humana y  el medio ambiente. En el caso de los nanomateriales, microplásticos (MP) o nanoplásticos (NP), es necesario aplicar metodologías adecuadas a las características de estos productos, incluyendo la selección de método in vitro y bioensayos adecuados y representativos de las vías de exposición.

En ITENE analizamos la toxicidad de nanomateriales y micro y nanoplásticos, así como de aditivos e ingredientes de uso en áreas relevantes como las de envase y embalaje, cosmética e higiene, biocidas o productos fitosanitarios. Este análisis se puede realizar con métodos computacionales (in silico) o bien de forma experimental, mediante ensayos in vitro, que realizamos siguiendo los protocolos establecidos por la OCDE, y empleando las guías y recomendaciones disponibles aplicables a nanomateriales y microplásticos.

pruebas toxicología
Productos químicos
Envases para productos químicos

¿Qué tipo de estudios toxicológicos realizamos?

En el caso de los riesgos asociados con la salud humana, trabajamos con diferentes cultivos celulares de procedencia humana que nos permiten estudiar los efectos asociados, según la vía de entrada al organismo, que se pueden producir sobe la función celular o el material genético, u otros efectos relacionados con problemas de irritación o inflamación.

En el caso de los riesgos asociados al medio ambiente, estudiamos los efectos tóxicos que estos materiales pueden producir en diferentes matrices ambientales mediante bioensayos, basados en protocolos recomendados por la OCDE y la EPA. Para ello, utilizamos organismos menores (microinvertebrados, algas o protozoos) o plantas, considerados bioindicadores de diferentes matrices con el fin de valorar qué efectos pueden tener sobre el crecimiento, la movilidad, o la reproducción en estos organismos.

Evaluaciones y modelos predictivos a medida

En ITENE, desarrollamos estrategias inteligentes de ensayo y métodos de screening (eco)toxicológico para la evaluación de los riesgos que puede suponer la exposición a agentes químicos, los nanomateriales y nanoproductos en la industria, así como los efectos de los micro y nanoplásticos en el medio ambiente. Para ello, elaboramos informes y planes de bioseguridad, identificamos compuestos activos, realizamos estudios de toxicidad y perfiles toxicológicos y apoyamos la evaluación de riesgos.

Nuestros servicios se centran en las siguientes áreas: 

  • Analizamos la toxicidad de nanomateriales, micro y nanoplásticos, aditivos químicos, y mezclas. Efectuamos estudios de toxicidad y ecotoxicidad, entre los que destacan:

    • Evaluación de la citotoxicidad y genotoxicidad según la ruta de exposición (inhalación, oral, o dérmica).
    • Evaluación de la sensibilización o irritación dérmica y ocular.
    • Análisis de biomarcadores: generación de especies reactivas (ROS) y factores de inflamación.
    • Ensayos de toxicidad aguda sobre algas y micro-invertebrados a través de bioensayos.
  • Aplicamos, desarrollamos y validamos métodos quimio-informáticos como read-across y modelos matemáticos de relación cuantitativa entre estructura y actividad (QSAR) aplicables a la predicción de propiedades fisicoquímicas, biológicas y ambientales de agentes químicos y nanomateriales. Contamos con nuevas herramientas de software para la preparación de fichas de datos de seguridad y la implementación del Reglamento REACH. Conoce qué otros servicios prestamos para apoyar el cumplimiento del Reglamento REACH.

  • Contamos con servicios de consultoría sobre el Reglamento REACH para nanomateriales, cuya complejidad conlleva que no existan procedimientos normalizados para evaluar sus riesgos.

Beneficios de los estudios toxicológicos y la utilización de modelos predictivos en la empresa

La combinación de los resultados procedentes de estudios toxicológicos y de la aplicación de modelos predictivos es clave para reforzar la seguridad en el uso de nanomateriales y nuevos agentes químicos, y conocer los riesgos que comportan en fases iniciales de desarrollo de producto. Disponer de información (eco)toxicológica en etapas tempranas del desarrollo de nuevos productos, favorece la toma de decisiones, y permite evitar en soluciones que puedan suponer un riesgo para la salud de las personas y el medio ambiente. Entre otros beneficios, destacamos:

  • Prevención y control de riesgos para la salud humana.
  • Análisis de posibles efectos tóxicos ante la falta de protocolos de ensayo y medios tecnológicos existentes.
Vista microscopio
  • ¿En qué puedo ayudarte?

    Carlos Fito

    Gerente del Área Tecnológica de Seguridad y Tecnologías de Monitorización Ambiental

    *
    *
    Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.