Soluciones

Valorización de residuos orgánicos

La gestión y tratamiento de los residuos orgánicos o biorresiduos es un reto importante para la mayoría de las ciudades, gestores de residuos y empresas en las que se generan, principalmente en el sector agroalimentario.

Debido al volumen de estos desechos, las políticas de gestión de residuos deben tener en cuenta este tipo de residuos, ya que, por un lado, pueden suponer un problema medioambiental y, por otro, representan un enorme potencial por las posibilidades de ser transformados en nuevas materias primas para las industrias de base biotecnológica.

valorización residuos orgánicos
Biorreactor -BIOWASTE2PACK
Celulosa bacteriana

¿Por qué valorizar tus residuos orgánicos?

La nueva directiva marco en materia de residuos, la Directiva 2018/851, establece la obligación para todos los estados miembros de la Unión Europea (UE) de:

  • implantar la recogida selectiva de los residuos orgánicos antes de finales de 2023 en todos los municipios.
  • nuevos objetivos de reciclado del 55% en 2025, el 60% en 2030 y el 65% en 2035.

Con relación al vertido de desechos, la Directiva 2018/850 establece un límite del 10% del total de residuos depositados en vertederos para 2035. Actuar sobre los residuos orgánicos es clave para poder conseguirlo.

¿Qué productos pueden obtenerse mediante la valorización de residuos orgánicos y qué sectores pueden beneficiarse de ellos?

Casos de éxito

Obtención de quitina como refuerzo para envases para la alimentación

ITENE ha trabajado en la extracción de compuestos de alto valor añadido como la quitina o el quitosano a partir de la especie Hermetia illucens (mosca soldado-negra) que degrada mediante la ingestión los residuos orgánicos procedentes del canal horeca (hoteles, restaurantes y cáterin) y de supermercados, empleando técnicas de química sostenible y desarrollando procesos capaces de ser escalados en un entorno industrial.

Tanto la quitina como el quitosano presentan un elevado interés en diversas áreas de aplicación como:

  • el tratamiento de aguas (uso de quitosano como coagulante natural)
  • la alimentación (aditivo alimentario y pienso animal)
  • la agricultura (fertilizante y estimulante de las defensas vegetales)
Biopolímeros de quitina

En concreto, ITENE está desarrollando nanofibras de quitina para su utilización como refuerzo en la formulación de materiales compuestos para aplicaciones de envasado de alimentos, así como para el desarrollo de recubrimientos biobasados y biodegradables, teniendo como principal objetivo la mejora de la permeabilidad a oxígeno y de la estabilidad térmica de varios tipos de plásticos, lo que permitirá alargar la vida útil de alimentos envasados.

Conoce más sobre el proyecto SCALIBUR.

Obtención de bioplásticos a partir de residuos agrícolas y FORSU

ITENE ha desarrollado un proceso de valorización de biorresiduos de la industria agroalimentaria (principalmente frutas y verduras) y de origen urbano (FORSU) para la producción de biomateriales para packaging.

Gracias al desarrollo de procesos biotecnológicos, basados en hidrólisis enzimáticas y en procesos de bioconversión, se han obtenido biomateriales con las mismas propiedades y calidad que los bioplásticos que hay actualmente en el mercado.

La obtención de estos biomateriales a partir de residuos da solución a las dos principales problemáticas actuales: la gran cantidad de residuos orgánicos y la transición hacia bioplásticos compostables.

Conoce más sobre el proyecto BIOWASTE2PACK.

Residuos naranja, romanescu y FORSU -BIOWASTE2PACK
  • ¿En qué puedo ayudarte?

    Foto de Licino Díaz
    Licinio Díaz

    Responsable de la Unidad de Biotecnología Industrial

    *
    *
    Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.