Reglamento europeo de Envases: nuevos objetivos de reducción, reutilización y reciclabilidad de residuos

27/05/2024
César Aliaga, Responsable de la Unidad de Envases y Economía Circular de ITENE

El sector del envase y embalaje afronta el último paso de su transformación hacia la economía circular que, además de su futuro, ya marca su presente.  

El 24 de abril de 2024, la Eurocámara dio luz verde a nuevas normas enfocadas en el fomento de la reducción, reutilización y reciclado de los envases, todo ello con el objetivo de reducir los residuos en la Unión Europea (UE). En concreto, se trata del Reglamento europeo de Envases y Residuos de Envases que, así, avanzó hacia su aprobación formal, que deberá realizar el Consejo para su entrada en vigor.  

Objetivos del Reglamento europeo de Envases 

Específicamente, Reglamento europeo de Envases y Residuos de Envases está asentado en cinco ejes: prevención, reutilización, reciclabilidad, compostabilidad y contenido reciclado. Además, establece objetivos de reducción de envases (5% para 2030, 10% en 2035 y un 15% para 2040) y fija 2030 para que cada unidad de los mismos se limite a su tamaño mínimo, además de una ratio máxima de espacio vacío del 50% para los envases colectivos, de transporte y de comercio electrónico.

recyclass-master

También contempla la prohibición de las sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS) por encima de ciertos umbrales en los envases en contacto con alimentos.  

Estos objetivos se extienden al volumen de envases reutilizables para bebidas (10% en 2030 y 40% en 2040), envases terciarios (40% en 2030 y 70% en 2040) y cajas de agrupación (10% en 2030 y 25% en 2040). En el mismo sentido, el texto aprobado indica que los envases industriales para transportes entre sedes o entre varios agentes del mismo país deben ser reutilizables, al tiempo que los distribuidores finales de bebidas y de comida para llevar deben permitir a los consumidores aportar su propio recipiente.   

Adicionalmente, los envases (excepto los de madera ligera, corcho, textil, caucho, cerámica, porcelana y cera) deberán ser reciclables, y, en un plazo de tres años, las bolsas de té, cápsulas de café de filtro desechadas, etiquetas de frutas y hortalizas y bolsas muy ligeras deberán ser compostables. También se establecen objetivos mínimos de contenido reciclado para los envases de plástico y de reciclado por peso de los residuos de packaging.  

Prohibición de plásticos de un solo uso 

envases

Del mismo modo, en 2030 se prohibirán envases de frutas y verduras frescas sin procesar, alimentos y bebidas consumidos en cafeterías y restaurantes, porciones individuales, los envases pequeños de productos de higiene personal y las bolsas de plástico muy ligeras, todos ellos de un solo uso. 

El futuro reglamento europeo también señala al proveedor de los envases como el responsable de proporcionar al fabricante la información para demostrar la conformidad, mientras que deberá ser el importador el que cumpla con los requisitos. Además, el distribuidor deberá comprobar que el envase está marcado correctamente y el productor está dado de alta en el registro correspondiente.  

  • ¿Hablamos?

    César Aliaga
    César Aliaga

    Responsable de la Unidad de Envases y Economía Circular

    *
    *
    Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.