Contacto

Por teléfono:
Llámanos al 961 820 000.
Fax: 961 820 001.

Por correo electrónico:
Rellena el siguiente formulario y envíanos tu consulta.

Dirección:
Parque Tecnológico
C/ Albert Einstein, 1
46980 Paterna · Valencia

Cómo llegar
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
Asunto*
Mensaje*
<span>Espa&#241;ol</span><span>English</span><span>Valenci&#224;</span><span>中文</span>
CONTACTO
InicioBlogInnovación en envase para aumentar el valor del sector del vino
01
octubre
2012

Innovación en envase para aumentar el valor del sector del vino

España es uno de los grandes productores mundiales de vino: primero en el ranking por superficie plantada, tercero por producción (por detrás de Francia e Italia) y segundo exportador mundial en términos de volumen. De hecho, España es el país que más ha visto incrementar su exportación desde la década de los 80: ha pasado de 5,9 millones de hectolitros a 22,3 millones y de representar un 12 % del comercio mundial a un 21,5 % (1) .
Botella de Martín Berasategui Systems
Etiqueta Termosensible Mar de Frades
Sin embargo, nuestro país es el tercero en términos de valor. El precio medio cayó un 7,6% hasta el euro por litro, cifra más baja entre los principales proveedores mundiales, dado el desarrollo en las exportaciones españolas de vinos a granel y en envases superiores a dos litros en los últimos años.

Los vinos con denominación de origen supusieron en 2011 un 43,3% del total de facturación en exportaciones. Son buenas cifras, pero su demostrada alta calidad y su valor de marca hacen que estas cifras sean potencialmente mejorables en un sector con tanta trascendencia en España, y ello debe venir de la mano de un gran aliado como es el envase.

Francia, Alemania, Italia, Rusia y Portugal son nuestros cinco principales destinos: un salto cualitativo permitiría conquistar mercados con gran consumo como son Estados Unidos, Reino Unido y Argentina, así como incrementar el volumen de exportación en países donde ya se cuenta con importante presencia como es China.

Las bodegas buscan diferenciar su producto bien a través de la botella o bien a través de la etiqueta, incorporando ligeras variaciones a los diseños. Respecto a lo primero, la botella más habitual es la bordelesa de vidrio, y el diseño de este tipo de envases utiliza hombros rectos o una base más estrecha.

En este sentido, encontramos innovaciones españolas como es el caso de la botella “Martín Berasategui System”, que con un diseño ergonómico, actúa como decantador gracias a la forma de su fondo, que recoge las impurezas e impide que éstas salgan de la cavidad inferior. Pero además también se ha tenido en cuenta el punto de vista logístico, patentando un nuevo embalaje que transporta estas botellas inclinadas, facilitando su conservación óptima desde el mismo momento de su puesta en el mercado hasta el consumo final.

Respecto a las etiquetas, la incorporación de tintas termocrómicas, que cambian de color en función del estado óptimo de consumo del vino, o dispositivos led para ofrecer mensajes personalizables al producto también suponen un factor importante de diferenciación. Es el caso por ejemplo de la marca “Mar de Frades”, en cuya etiqueta resalta la figura del barco azul que aparece sobre las olas cuando la botella está a la temperatura adecuada para servir (ampliar imagen de la etiqueta para ver cómo funciona).

También las etiquetas pueden servir, por ejemplo, en marcas de alta gama o para envases de vino de lujo, para garantizar la autenticidad del producto o bien como dispositivos anti-hurto.

Otro factor de innovación para ser más competitivos se encuentra en dotar al producto de propiedades sostenibles en su generación, distribución y fin de vida. Así, se investiga en nuevos materiales de envase procedentes de fuentes renovables, así como aquellos que ofrezcan mejor capacidad para ser reciclados, reutilizados o valorizados como nuevas fuentes energéticas.

El vidrio lidera la visión de marca de calidad en el sector del vino, aunque existen otras iniciativas realizadas en papel reciclado, cartón multicapa o bioplásticos que, al incorporar un plus de sostenibilidad, pueden cambiar radicalmente la visión del mercado. La misión fundamental de la I+D+i en este aspecto es conseguir que estos nuevos materiales puedan mantener características tan diferenciadoras en el vino como es el aroma o el sabor.

La innovación en envase orientada a la industria del vino, con cerca de 4.600 bodegas en España, es sólo un ejemplo de cómo mejorar la competitividad en uno de los segmentos del sector de las Bebidas.

[1]
Estudio 2011 elaborado para Wines From Spain - ICEX por el Observatorio Español del Mercado del Vino.


Autor: Javier Zabaleta Meri
Etiquetas
0 comentarios
Añadir un nuevo comentario